INSTITUTO CUMBRES VILLAHERMOSA

Instituto Cumbres Villahermosa

  /  Blog Cumbres   /  Inteligencia emocional en niños durante y después de la pandemia

Inteligencia emocional en niños durante y después de la pandemia

En las últimas décadas, los psicólogos han resaltado la importancia de trabajar la inteligencia emocional en los niños para desarrollar, desde temprana edad, habilidades que les permitan llegar a una adultez mentalmente equilibrada y sana.Con la llegada de la pandemia, nuestras emociones se han visto severamente afectadas. Es común escuchar niños diciendo frases como  “Cuando pase el COVID…”, “Quiero mi vida como era antes”. “Estoy harto/molesto/triste por estar encerrado o no ver a mis amigos”. Encontramos también menores que no lo verbalizan, pero su conducta evidencia la dificultad que están teniendo para gestionar sus emociones ante la incertidumbre que vivimos.

Como señala Steven Job, “ todo comienza en la familia, donde los niños aprenden patrones de comportamiento y formas de manejar las emociones. En general, los niños copian los comportamientos de sus padres, por lo que el poder del ejemplo es muy importante”. El primer paso para poder colaborar en la formación de la inteligencia emocional de los niños es analizar cómo se encuentra el formador. Papá o mamá, ¿cómo has vivido la pandemia?, ¿te sientes cansado, desesperado, inquieto, estresado?, ¿qué haces para poder gestionar tus emociones?

Nota cómo si tus respuestas son negativas seguramente tus hijos están también reaccionando de esa manera. ¡Y es normal que las crisis nos generen estas emociones! Sin embargo, la inteligencia emocional nos ayuda justamente a adaptarnos, aceptar que no nos sentimos bien y a irnos recuperando.

Pero ¿qué significa inteligencia emocional? ¿se trata de ser fuertes? Generalmente, se confunde el término con ser “fuerte”, optimista y siempre positivos. La inteligencia emocional va más allá de eso. Implica reconocer nuestros propios sentimientos, los de los demás, motivarnos y mejorar las relaciones con otras personas. Por lo tanto, no debemos invalidar, negar o permanecer “felices”, sino ponernos en contacto con nuestro sentir.

Si para los padres puede resultar complejo llegar a ese momento, para los niños lo es más puesto que en esta etapa ellos están formando su personalidad, respondiendo a sus interrogantes de quién son, cómo es el mundo, cómo son los demás, aunado a un contexto de continuo cambio.

¿Cómo puedes ayudar a tus hijos a fortalecer la inteligencia emocional?

Practica el modelado de conducta: Lleven a cabo varias situaciones de la vida con sus hijos, enseñando cómo sería una forma saludable de reaccionar. En estos, que pueden darse también a través de cuentos y películas, compartan cuál sería la respuesta viable para que la situación mejore.

Guarden momentos para convivir en familia sin distractores: Es importante invertir momentos de calidad donde el menor se sienta profundamente amado.

Evite “cuestionar” sobre cómo se sienten: Para establecer el diálogo emocional, puede iniciar usted compartiendo una experiencia de su día, tanto positiva como negativa, de esta manera el menor observa lo que su padre o madre comparten y posterior a ello, puede entonces preguntarle cómo le ha ido en su día.

Amplíe el vocabulario emocional: No se limite sólo a las emociones como alegría y tristeza, sino también involucre otras emociones para que el menor lo reconozca.

Y sobre todo sea un ejemplo de inteligencia emocional: Recordando que no se trata de ser optimista sino también en poder validar su sentir.

Escríbenos tus dudas
Enviar

    Descargar

    Formamos personas íntegras con la habilidad de detonar su potencial, adaptarse al cambio, elegir el bien, ser felices y convertirse en los que inspirarán y transformarán el mundo que les rodea.


      ¿Cómo es el modelo pedagógico de la Red de Colegios Semper Altius?

      En la Red de Colegios Semper Altius los alumnos son protagonistas de su propio aprendizaje. Conoce nuestro modelo pedagógico y descubre cómo logramos que tus hijos conecten con sus intereses siguiendo su propio ritmo y de acuerdo a su madurez. Al guiarlos con nuestras distintas metodologías logramos que lleguen Siempre Más Alto.