INSTITUTO CUMBRES VILLAHERMOSA

Instituto Cumbres Villahermosa

  /  Blog Cumbres   /  ¿Cómo enseñar a nuestros hijos a ser agradecidos?

¿Cómo enseñar a nuestros hijos a ser agradecidos?

Una de las cosas positivas de la pandemia es que nos ha ayudado a conectar con nuestros valores, y ahora más que nunca tenemos la oportunidad y la responsabilidad de transmitirles a nuestros hijos valores y actitudes que les ayudarán a formarse como personas de bien. Uno de estos valores es la gratitud.

Está estudiado que ser agradecido es uno de los mejores predictores para ser feliz. Expresar gratitud es mucho más que decir gracias de dientes para afuera, se trata de poner el foco en lo que sí  tenemos en lugar de en lo que nos falta o echamos de menos. Es ser conscientes de nuestras circunstancias, de dónde estamos y de todas las personas que nos ayudaron a estar ahora en este lugar.

Cuando somos agradecidos no damos nada por supuesto, valoramos todo aquello que tenemos y a todas las personas que, sin pedírselo, o incluso haciéndolo, han hecho algo por nosotros. Sin embargo, esta práctica se va diluyendo con el paso del tiempo, con las prisas, la pandemia, la nueva normalidad y así sucesivamente. Por eso queremos brindarte recomendaciones para enseñar a tus hijosa ser agradecidos, siempre iniciando con uno mismo.

1.Como siempre se insiste, los niños y adolescentes aprenden por modelado, copian a sus adultos de referencia, que principalmente somos sus padres y profesores. Si ven que nosotros no agradecemos de forma sincera, que damos las cosas por supuesto, o, es más, que cuando alguien nos hace un favor, damos las gracias, pero a espaldas de esa persona comentamos: “más le valía, con la de cosas que he hecho yo por él…”, no les estamos mostrando un modelo de gratitud, no estamos siendo congruentes con nuestras acciones y palabras.

2. Valoremos cada vez que nuestro hijo es agradecido o hace un comentario positivo sobre otra persona. A veces, el joven o adolescente en su egocentrismo magnificado (propio de esta etapa), no suele agradecer a casi nada o a nadie. Debemos estar atentos y reconocer que tal vez no lo haga de palabra, pero sí puede llegar a realizar una acción que demuestre gratitud. Tal vez tu como padre lo apoyaste en algo y su forma de agradecimiento sea a través de alguna actividad que a ellos les disgusta, como por ejemplo un deber en casa o algo que no les produce placer.

3. Con decirles “da las gracias” no es suficiente porque la gratitud va más allá, implica hacerles conscientes de lo afortunados que son en ese momento, que la persona que tienen delante no tenía por qué hacer lo que ha hecho. La gratitud es algo que nace desde dentro y como padres hay que enseñar a los hijos la parte del merecimiento.

4. Podemos hacer un diario de agradecimiento. Al final de cada día pensemos las cosas por las que estamos agradecidos, un ejemplo puede ser agradecer un día de sol, agradecer al profesor que se esforzó por explicar de nuevo el problema de matemáticas que no entendía.  Podemos hacer el ejercicio todos en familia, pero también podemos escribirlo en un diario, aplicación o simplemente antes de dormir repasar mentalmente esas cosas que pasamos por alto.

5. Invitemos a nuestros hijos a pensar en personas en concreto que les han podido ayudar en alguna situación y podemos invitarles a escribir una carta de agradecimiento. Como, por ejemplo, ese profesor que nos ayudó con una asignatura, un amigo que nos dio apoyo en un momento concreto, un entrenador con el que aprendimos a jugar al tenis, fútbol, alguna disciplina cultural como la música o el canto, después ya decidiremos si enviamos las cartas o no, pero el mero hecho de escribirlas ya tiene un impacto positivo en nuestro bienestar emocional, porque nos ayudará a generar emociones agradables y puede ser una actividad en familia que aporte un gran sentido de bienestar.

Por último, no olvidemos  enseñarles a nuestros hijos a agradecer lo que los médicos, enfermeras, auxiliares, personal de la limpieza y de administración ha luchado por nosotros en esta pandemia. Pero no sólo a ellos, también a esas personas anónimas que han puesto su granito de arena, desde los agricultores y ganaderos, que han seguido trabajando para que no nos faltara comida, a los transportistas que llevaban la comida y alimento al super, en fin, a tantas personas que facilitan nuestro día.

 

Escríbenos tus dudas
Enviar

    Descargar

    Formamos personas íntegras con la habilidad de detonar su potencial, adaptarse al cambio, elegir el bien, ser felices y convertirse en los que inspirarán y transformarán el mundo que les rodea.


      ¿Cómo es el modelo pedagógico de la Red de Colegios Semper Altius?

      En la Red de Colegios Semper Altius los alumnos son protagonistas de su propio aprendizaje. Conoce nuestro modelo pedagógico y descubre cómo logramos que tus hijos conecten con sus intereses siguiendo su propio ritmo y de acuerdo a su madurez. Al guiarlos con nuestras distintas metodologías logramos que lleguen Siempre Más Alto.